Alerta para los expertos: avances en el tratamiento para el alzhéimer mediante un enfoque integral

0
376
Alerta para los expertos: avances en el tratamiento para el alzhéimer mediante un enfoque integral El Día Mundial del Alzheimer es el 21 de septiembre

El Día Mundial del Alzheimer es el 21 de septiembre

ROCHESTER, Minnesota — El lecanemab ha llamado la atención en todo el mundo por ser el medicamento aprobado recientemente para la enfermedad de Alzheimer y el primer tratamiento aprobado por la FDA para el alzhéimer en más de 20 años. Otro medicamento de la misma clase, el donanemab, está en revisión para una aprobación similar. Se espera que la aprobación sea dentro de este año. El Dr. Vijay Ramanan, neurólogo conductual de Mayo Clinic en Rochester, Minnesota, sostiene que es importante ver estas opciones recientes como posibles partes de un plan de tratamiento integral.

“Intentamos que ninguna opción de tratamiento se trate en una conversación con los pacientes como un todo o nada, ya que es necesario que el manejo de la enfermedad de Alzheimer sea un proceso integral”, aclara el Dr. Ramanan.

Con los nuevos desarrollos en cuanto a opciones de tratamiento para la enfermedad de Alzheimer, que septiembre sea el Mes del alzhéimer se vuelve particularmente oportuno.

Lo que el nuevo medicamento para el alzhéimer significa para los pacientes

El lecanemab demuestra potencial para eliminar las placas amiloides del cerebro, que son marcadores tempranos de la enfermedad de Alzheimer. En este ensayo clínico, el tratamiento con lecanemab durante 18 meses retrasó moderadamente la progresión del deterioro cognitivo, pero el Dr. Ramanan considera que no es para todos.

“El lecanemab solamente es adecuado para pacientes que tienen grados relativamente leves confirmados de la enfermedad de Alzheimer”, afirma. “No existe evidencia que respalde la administración del fármaco en pacientes con grados más avanzados de la enfermedad o en pacientes con funcionamiento cognitivo normal”.

Los pacientes recibirán lecanemab cada dos semanas por vía intravenosa, y se les realizarán imágenes por resonancia magnética en forma regular para saber si hay hinchazón o sangrado cerebral, un efecto secundario conocido como anomalías por imágenes relacionadas con amiloide, o ARIA.

“La expectativa de tener algo que retrase la progresión de la enfermedad eliminando la placa amiloide, un elemento importante de la enfermedad, hace, con justa razón, que el medicamento sea de interés”, explica el Dr. Ramanan. “Pero estos fármacos son complejos y no son adecuados para todos los pacientes, por eso resaltamos la necesidad de tener conversaciones minuciosas e individualizadas en el consultorio”.

La importancia del apoyo familiar y las estrategias en el estilo de vida

Para algunos pacientes para los que se considera la administración del lecanemab, comprometerse a las infusiones regulares y a las imágenes por resonancia magnética periódicas podría no ser compatible con su estilo de vida o sus objetivos actuales, según afirma el Dr. Ramanan. Es necesario mantener conversaciones en las que se tomen decisiones sobre estas particularidades en conjunto con los pacientes y sus seres queridos.

Incluso si el paciente no procede con el nuevo medicamento, puede incorporar otros tratamientos con medicamentos para la enfermedad de Alzheimer y estrategias de estilo de vida para ayudar al cerebro. Estos hábitos de estilo de vida incluyen la actividad física regular, continuar el contacto social, mantenerse mentalmente activo, seguir una alimentación equilibrada y dormir bien.

“Esto parece básico, pero las prácticas esenciales que son buenas para el corazón y el cerebro tienen un impacto en la salud a largo plazo”, asegura el Dr. Ramanan.

El futuro del tratamiento del alzhéimer

El Dr. Ramanan sostiene que, en el futuro, los pacientes con enfermedad de Alzheimer podrían necesitar combinaciones específicas de medicamentos dependiendo de sus síntomas y otros factores, como pacientes con presión arterial alta, VIH u otras enfermedades complejas.

De acuerdo con el Dr. Ramanan, la investigación sobre la proteína tau, que se acumula en el cerebro, está generando gran interés en el área. La manera y el momento en el que la proteína tau se acumula en el cerebro están estrechamente relacionadas con los tipos y el momento de aparición de los síntomas. Se están realizando ensayos clínicos tempranos para ver si administrar fármacos al sistema nervioso puede reducir la acumulación de la proteína tau, además de otras estrategias.

“Reconocemos que aún no hay curas para el alzhéimer y las enfermedades relacionadas, y que tampoco hay estrategias completas de prevención para ellas”, sostiene el doctor. “No obstante, al igual que con otras enfermedades, el futuro seguramente requerirá una combinación de estrategias de estilo de vida y, esperamos, tratamientos con medicamentos cada vez mejores”.

 
Google News Portal Red Salud
Síguenos en Google Noticias

Equipo Prensa Portal Red Salud

   

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here