El reto que representa para el fútbol de élite jugar en altura

0
1080
El reto que representa para el fútbol de élite jugar en altura. apuestas deportivas

 

Quien quiera que haya visitado alguna de las 16 principales cumbres de Chile, como el Volcán Villarrica en Los Ríos, los Ojos del Salado en Atacama, o sencillamente transitado por la cordillera andina, está bien familiarizado con los síntomas que conlleva exponerse a grandes alturas, como mareos, dolores de cabeza, náuseas y una notable reducción en la capacidad para realizar cualquier actividad física. Si bien estas circunstancias disuaden a muchos de seguir visitando regiones a estas altitudes, para los futbolistas de campeonato esta no es una opción.

En eventos como la Copa Libertadores, la Copa Sudamericana y las Clasificatorias al Mundial, todos los equipos deberán enfrentar partidos de esta índole, siendo una ventaja para el anfitrión habituado a estas condiciones, las cuales se reflejan no solo en las valoraciones de su desempeño, sino también en las apuestas deportivas, especialmente a la hora de definir al posible ganador del encuentro. Por tal motivo, los equipos rivales que se preparan para estos encuentros son activamente seguidos por los portales especializados, ofreciéndonos una perspectiva de las estrategias utilizadas para afrontar esta dificultad.

 

Minimizar el tiempo de exposición

Aunque la falta de oxígeno por la altura afecta a los jugadores desde el primer minuto, su impacto en el rendimiento se hace notable luego de un par de horas. Esto da una ventana de tiempo a los equipos para llegar al sitio del encuentro y afrontar el partido con la mayor normalidad posible. Por tanto, viajar, poco antes del inicio del partido suele ser la estrategia recomendada por expertos para conseguirlo.

Tal y como hicieron los argentinos de River Plate para enfrentar a The Strongest en Bolivia, recientemente en la Copa Sudamericana, esta proeza exige una precisa logística para llegar al sitio del encuentro horas antes, así como el suministro de oxigenantes a los jugadores para frenar lo más posible la hipoxia por altura.

No obstante, no siempre es el método más efectivo, pues no solo cada cuerpo reacción de manera diferente a estas condiciones, sino que también, la baja densidad del aire reduce la maniobrabilidad del balón al pasar o tirar al arco, obligando a hacer ajustes sobre la marcha.

 

Efectuar la aclimatación completa

El reto que representa para el fútbol de élite jugar en altura (1)
Fuente: Unsplash

 

Por otro lado, está la opción de permitir al cuerpo adaptarse a estas condiciones, gracias a diversas modificaciones realizadas por el propio organismo. La primera de todas, es el aumento de la frecuencia respiratoria y cardiaca para compensar la deficiencia de oxígeno en la sangre y los tejidos. Seguidamente se incrementa la producción de glóbulos rojos reflejándose en los niveles de hemoglobina, la proteína responsable de transportar el oxígeno en estas células.

Así mismo, se presencia un engrosamiento de las mitocondrias, los orgánulos encargados de la respiración y obtención de energía en todas las células del cuerpo, aumentando la eficiencia de estas funciones y el rendimiento del organismo ante bajos niveles de oxígeno. A pesar de las ventajas de este proceso, su desarrollo demora varias semanas dejándolo como única opción para encuentros de gran importancia, generalmente en partidos de selección.

Gestionar la preparación de los jugadores para jugar eficientemente en altura abarca toda una serie de desafíos que van más allá del campo de juego, pero que a su vez añaden una mayor dimensión al deporte y nos deja entrever cuán único puede llegar a ser un partido.

 

 
Google News Portal Red Salud
Síguenos en Google Noticias

Equipo Prensa Portal Red Salud

   

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here