Estimular la lactancia materna puede reducir en un 60% el riesgo de muerte súbita infantil

0
365
Estimular la lactancia materna puede reducir en un 60% el riesgo de muerte súbita infantil

 

La OMS recomienda su consumo de manera exclusiva hasta los 6 meses de edad.

 

Promueve el apego madre e hijo, reduce el riesgo de enfermedades infecciosas, como las generadas por virus respiratorios y gastrointestinales, y también previene la aparición de enfermedades crónicas. Por otra parte, también hay beneficios para las madres con recuperación más rápida del peso previo al embarazo, retracción uterina más rápida en el post parto y menos riesgo de padecer cáncer de mama y ovarios. La especialista de Clínica Los Carrera, Dra. Cecilia Guerra, aborda los principales desafíos de la lactancia, mitos y realidades para impulsar una correcta implementación.

 

Quilpué, 16 de agosto de 2023.- Desde el 2012, la Asamblea Mundial de la Salud (WHA) se planteó el objetivo de aumentar la tasa de lactancia materna en al menos un 50% de los infantes, menores de 6 meses, de aquí al 2025. Actualmente, América Latina y el Caribe se encuentra en el 43%.

En pleno mes de la lactancia, especialistas refuerzan las bondades de este proceso, tanto para la salud del bebé como de la madre. Sin embargo, aún se observan desafíos para evitar el abandono de esta práctica. La pediatra de Clínica Los Carrera, Dra. Cecilia Guerra, explica que, pese a que los bebes cuentan con el reflejo de amamantar, se requiere práctica y constancia.

“Muchas veces vemos pacientes que manifiestan dolor, en especial en madres primerizas, cuentan con problemas de acople, o que el bebé no se adapta. En estos casos, siempre la recomendación es mantener la lactancia”, buscando asesoría a quien corresponda para lograr una lactancia exitosa, tanto para la madre como el recién nacido, indica la Dra. Guerra.

La jefa de pediatría de Clínica Los Carrera aclara que la lactancia debe ser exclusiva hasta al menos los 6 meses de edad. Luego de esto, se puede comenzar con la alimentación complementaria, según las indicaciones del pediatra, manteniendo la lactancia materna hasta los dos años o más si es que la madre y el niño así lo desean. “Es importante recalcar que durante estos primeros 6 meses de vida no se recomienda la ingesta de agua ni fórmulas lácteas complementarias ya que la leche materna posee agua, proteínas, azúcares, vitaminas y minerales, todo lo que éste necesita”, precisa.

Efectivamente, Guerra puntualiza que los componentes de la leche materna disminuyen el riesgo de enfermedades, infecciones y, por ende, de muerte en infantes. Sumado a esto, este alimento influye en la programación epigenética en esta etapa tan crucial. De acuerdo a la OMS, los adultos que fueron amamantados en la infancia presentan un 3,4 de mayor desarrollo cognitivo en su vida escolar y profesional futura.

“Investigaciones corroboran el impacto de la lactancia materna, dado que niños amamantados tienen menor riesgo de padecer sobrepeso, obesidad y de generar diabetes tipo 2. Además de reducir en un 60% el riesgo de muerte súbita infantil”, explica Cecilia Guerra, jefa de Pediatría de Clínica Los Carrera.

Por ello, la profesional enfatiza en la necesidad de estimular la lactancia en los primeros meses de vida. Se suele pensar que hay mujeres que ‘tienen más leche’ que otras, la pediatra explica que esto no es así. “Todas las mujeres producen lo necesario para sus hijos. Sin embargo, se requiere de constancia para que la producción de leche se mantenga, dado que ésta se basa en la demanda. Cuanto más a menudo y de forma más efectiva el bebé se amamanta, más leche producirá la madre. Las madres pueden estimular la lactancia mediante la lactancia frecuente o el uso de un extractor de leche.»

La alimentación también es una creencia común a desmitificar en lactancia. La profesional enfatiza que las madres pueden comer de todo en lactancia, aunque si se recomienda que esta dieta sea balanceada y saludable. “Se piensa que ciertos alimentos consumidos por la madre hacen mal al bebé, o que no debo consumir legumbres o pescados. Lo real es que, los bebés ya han estado expuestos a la alimentación de la madre en útero al ingerir el líquido amniótico que toma el sabor de los alimentos que la madre consume”.

Finalmente, la Dra. Guerra aclara algunos de los principales mitos y realidades respecto a la lactancia y que hacer para mantener la lactancia:

  • Dolor: Este problema es una de las principales causas de abandono de la lactancia. Sin embargo, especialistas advierten se debe trabajar en el correcto acople y que el bebé se encuentre bien posicionado al seno de la madre, así se evitarán molestias. Existen casos en que existe dolor las primeras dos semanas de vida,  y en estos casos se debe recurrir a la ayuda de un profesional preparado en asesorar el período de lactancia para verificar por ejemplo la presencia de frenillo corto o alguna técnica incorrecta al amamantar.
  • La lactancia será exitosa si se realiza de inmediato: No es 100% cierto, si bien es más fácil amamantar si se realiza a la primera hora post parto, esto no quiere decir que su introducción posterior sea imposible. Los bebés cuentan con el reflejo de amamantar. En los casos en que no se ha podido realizar la lactancia inmediata o ésta ha sido suspendida ya sea por causa materna o del recién nacido, se puede realizar la relactación asesorándose con el profesional adecuado.
  • ¿Debo lavarme el pezón antes de amamantar?: La OMS aclara que los bebés están muy familiarizados con los olores y sonidos de su propia madre. Los pezones producen una sustancia que el bebé huele y que cuentan con «bacterias buenas» que ayudan a los bebés a desarrollar su sistema inmune.
  • Hay madres que no producen suficiente leche o de calidad: ¡No! Todas las madres producen la leche necesaria para sus bebés. La producción de leche debe ser estimulada por el propio niño o niña al extraer leche en cada toma, así como la frecuencia de la lactancia.
  • Alcohol: El alcohol debe evitarse en el período de lactancia, sin embargo, si se consumió una copa, se recomienda esperar entre 2-3 horas, antes de amamantar. No es necesario eliminar la leche.
  • No se puede comer pescados en lactancia: ¡Sí es posible! De hecho el Omega 3 y el yodo son elementos esenciales en el embarazo y lactancia.
  • ¿Puedo amamantar enferma?: En pandemia, se advirtió que, pese al Covid (y con las medidas de cuidado adecuadas) se podía mantener la lactancia. Es posible mantener la lactancia cuando se está enferma, pero se deben tener precauciones dependiendo de la enfermedad. En el caso de los virus respiratorios que generan el resfrío común debe se debe usar mascarilla al amamantar y estimular el lavado de manos frecuente.
 
Google News Portal Red Salud
Síguenos en Google Noticias

Equipo Prensa Portal Red Salud

   

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here