Miomas uterinos: ¿Se puede evitar la histerectomía?

0
2683
  • Si bien éstos no se malignizan, producen efectos negativos en la calidad de vida de las mujeres, provocándoles menstruaciones abundantes, fuertes dolores pélvicos, y en ocasiones, infertilidad.
  • La medicina, tradicionalmente ha tratado la patología por medio de cirugías; extrayendo los miomas o el útero completo. Sin embargo, hoy existen nuevos fármacos que pueden reducir hasta en un 75% los fibromas uterinos.

 

Según estiman datos mundiales, 40 de cada 100 mujeres presentan miomas uterinos, una patología que con frecuencia afecta a pacientes en edad reproductiva. Si bien estos tumores ubicados en la parte muscular del útero no se malignizan, sí producen efectos no deseados en la mujer: menstruaciones muy abundantes, fuertes dolores pélvicos y, en ocasiones, infertilidad; síntomas que aparecen en un 30% de los casos y que motiva la consulta médica.

El 70 % restante de los casos de fibromas uterinos “se presenta en las pacientes de manera asintomática, por lo que su hallazgo ocurre tras un chequeo ginecológico de rutina y fundamentalmente luego de exámenes, como la ecotomografía. Por lo anterior, es muy importante que las mujeres se controlen regularmente con su ginecólogo o ginecóloga”, sostiene el doctor Cristián Miranda, ginecólogo y subdirector médico del Hospital Clínico de la Universidad de Chile, Dr. José  Joaquín Aguirre.

Habitualmente, el tratamiento de los miomas sintomáticos es quirúrgico. Si la paciente desea conservar el útero, se extirpan los miomas, por medio de una cirugía llamado miomectomía. Si bien es cierto, esta cirugía es conservadora, existe la posibilidad que en el futuro reaparezcan más y nuevos fibromas. En el caso que los tumores sean más complejos y que la paciente no desee tener más miomas, se procede a la extracción completa del útero, por medio de la histerectomía. Las dos operaciones pueden realizarse por vía vaginal, laparoscópica, histeroscópica o abierta.

 

Opciones menos invasivas

En la actualidad existe una solución médica menos invasiva para la mujer. Se trata de un modulador selectivo de los receptores de progesterona, el acetato de ulipistral y cuyo nombre de fantasía es Esmya®. El fármaco -presentado en tabletas- fue desarrollado hace casi 10 años por el laboratorio Gedeon Richter, está aprobado por la Agencia Europa de Medicamentos (EMA) y llegó a Chile hace más de tres años. De hecho, la compañía farmacéutica dispone del sitio web www.tresdediez.cl que está orientado a informar y orientar a las chilenas respecto del fármaco y el tratamiento de los miomas uterinos.

El medicamento puede ser indicado por un médico ginecólogo y debe usarse bajo la supervisión del profesional, quien va evaluando los resultados del tratamiento. “El fármaco se administra de manera oral y tiene el efecto de disminuir el tamaño de los miomas hasta en un 75%, incluso, haciéndolo a veces desaparecer o bien, dejándolo pequeño y seco, facilitando así la cirugía y lo más importante, dejando el útero en buen estado”, aclara el doctor Miranda.

 

Natalie Salvatierra
natalie.salvatierra@allpress.cl
Agencia Allpress

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here