Expertos a nivel global entregan claves para rediseñar el sistema de salud

0
218
J&J Value Connections

J&J Value Connections

La consultora internacional The Advisory Board Company, señala que es “indispensable” migrar hacia un sistema que gestione de manera más eficiente los recursos en función de la magnitud de las necesidades de los distintos tipos de pacientes.

Santiago de Chile, abril de 2019.- En todo el mundo, los sistemas de salud se encuentran en un proceso de reestructuración y disrupción para poder responder al cuándo, cómo y quién proveerá las mejores soluciones para el cuidado de las personas en un futuro cercano.

Para abordar esta temática en Chile, Mike Wagner, CEO de The Advisory Board Company, consultora internacional en temas de salud, expuso en el evento J&J Value Connections, organizado por Johnson & Johnson Medical Devices. Esta actividad busca fomentar la generación de ideas y principios clave que ayuden a la evolución del sistema de salud local, además de ser la plataforma a través de la cual la compañía demuestra su compromiso con la innovación no sólo en tecnología aplicada a sus dispositivos, sino también ofreciendo servicios que se ajusten a las necesidades de cada país, institución y ecosistema de cuidado de la salud.

En concordancia con lo expuesto por Wagner, Asise Fernández, Country Manager para Chile de Johnson & Johnson Medical Devices, agregó “Nuestro compromiso es generar espacios propicios para el análisis y desarrollo de grandes ideas que permitan transformar el modelo de salud en Chile, hacia un sistema sustentable, que otorgue más acceso, menores tiempos de espera y  disminuya los costos del sistema”.

En el evento, el experto abordó la nueva tendencia mundial en materia de salud, denominada Value Based Care, la que pretende alcanzar mejores resultados y hacer más eficiente la labor de las instituciones de área. Esta estrategia propone desarrollar modelos basados en valor, poniendo al paciente como centro del servicio, y contempla una medición que aborda resultados en algunos puntos clave: Paciente, diagnóstico, prestaciones, costo y resultado. Además, plantea la pertinencia del cuidado preventivo, como una variable esencial para reducir los costos que se generan durante la prestación de los servicios de salud.

“Nos encontramos frente al nacimiento de una nueva era en el cuidado de la salud y existen 5 principios necesarios para lograr un sistema eficaz y sostenible. Chile debe analizar su realidad en este ámbito, para que pueda rediseñar los modelos y adaptarlos a los requerimientos reales, actuales y futuros de su población”, puntualizó Wagner en su ponencia titulada Disrupting the Status Quo to Build a Value-Based Health Care System.

 

El consultor detalló las características de los 5 principios clave, indicando lo siguiente:

 

Principio # 1 – Expandir la definición de «Cuidado»

Los resultados de la atención médica (costo, calidad, acceso) no pueden mejorarse, especialmente para una población de bajos ingresos, sin tener en cuenta factores no clínicos, como los socioeconómicos, que complican o inhiben la prestación de atención.  Esto requiere una intervención proactiva constante sobre la gestión de las enfermedades crónicas, ampliando la definición de atención y cuidado a múltiples factores de la vida del paciente que afectan el acceso y el tratamiento.

 

Principio # 2 – Diseño de múltiples sistemas de cuidado concurrentes

Un enfoque único del cuidado de la salud es ineficaz e ineficiente.  Por el contrario, mayor cantidad de vías y sistemas de atención deben diseñarse, desarrollarse y coordinarse para satisfacer las diferentes necesidades de los distintos segmentos de la población. Además, estos caminos deben activarse de forma proactiva para identificar a los pacientes de «Riesgo Oculto» que frecuentemente permanecen sin ser diagnosticados o sin recibir tratamiento hasta que un costo mayor o un incidente más peligroso se dispara. En resumen, la atención debe dirigirse al paciente, en lugar de esperar que el paciente venga a ser atendido. Una forma de hacerlo es que los proveedores de atención médica estén involucrados en las actividades diarias y la vida de las personas – los mercados, los lugares de culto y los lugares de alto tráfico.

 

Principio # 3 – Aprovechamiento de la fuerza laboral no clínica

Los médicos de alto costo (médicos, enfermeras, etc.) son un lujo dentro del sistema de atención médica que debe implementarse con cuidado, siempre asegurándose de que estos profesionales ejerzan en la parte superior de su licencia para maximizar sus contribuciones. Por lo tanto, el apoyo clínico debe extenderse a través del uso innovador del personal no clínico, voluntarios y otros recursos comunitarios, especialmente en áreas históricamente desatendidas.

 

Principio # 4 – Necesidad de crear un sistema de financiamiento colaborativo

Los esquemas tradicionales de reembolso inhiben las inversiones para rediseñar la atención y transformación. La recaudación continua de fondos convertirá a los proveedores que actúan como «integradores» en responsables de los resultados, la innovación puede ser maximizada.

Reunir dinero de múltiples esquemas de financiamiento por adelantado permitirá a los proveedores ampliar el alcance de la atención continua.

 

Principio # 5 – Importancia de crear alianzas y/o colaboraciones

Las demandas de capital financiero, experiencia técnica, desarrollo de instalaciones y los sistemas de apoyo, son demasiado grandes para que los sistemas de salud los hagan por sí solos. Como resultado, los proveedores de atención médica deben forjar asociaciones innovadoras tanto con organizaciones sanitarias como no sanitarias -esencialmente remodelando todo el universo del cuidado de la salud- si la transformación quiere convertirse en realidad. Pedir prestada experiencia y recursos de otras organizaciones, en forma de asociaciones, es la oportunidad más segura para que las organizaciones de atención médica se adapten e innoven rápidamente.

 

La implementación práctica de algunas de estas claves, así como de la estrategia Value Based Care, ya cuenta con un ejemplo en Sudamérica, a través de una primera experiencia en un hospital público de Brasil. En una acción coordinada y ejecutada entre Johnson & Johnson, The Advisory Board y la institución, se ha conseguido reducir en 60% el tiempo de espera para pacientes del sistema público de salud, junto con disminuir en 33% el tiempo de espera del paciente entre autorización médica, alta y salida del centro médico. Asimismo, esta metodología permitió recortar en 20% los retrasos en cirugías y en un 90% los tiempos de espera en autorización para exámenes.

 

“Johnson & Johnson, está comprometido en trabajar con todos los actores del sector salud, para lograr una transformación hacia un sistema de salud eficaz y sostenible”. Puntualizó Asise Fernandez al cierre del evento.

 

Acerca de las empresas de dispositivos médicos Johnson & Johnson*

Como la empresa de dispositivos médicos más completa del mundo y con un siglo de experiencia, aprovechamos la ciencia y la tecnología para forjar el futuro de la salud y beneficiar incluso a una mayor cantidad de personas en todo el mundo.  Con nuestra amplitud, profundidad y alcance sin precedentes en cirugía, ortopedia, visión y soluciones intervencionistas, estamos trabajando para cambiar profundamente la forma en que se brinda la atención. Estamos en esto para toda la vida.

 

*Incluye las líneas de negocios de cirugía, ortopedia, visión y soluciones intervencionistas del segmento de dispositivos médicos de Johnson & Johnson

 

 

CONTACTO DE PRENSA:

Johnson & Johnson Medical Devices

María José Echeverría
mechever@its.jnj.com

Paulette Cartes
Paulette.cartes@askcomunicaciones.com

ASK Comunicaciones

Mario Bravo
Mario.bravo@askcomunicaciones.com

Fabrizio Palma
Fabrizio.palma@askcomunicaciones.com

 

Samuel Comte
ASK Comunicaciones
samuel.comte@askcomunicaciones.com

 


 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here