Clave de Accidente Cerebro Vascular

0
5453

Tras cinco años de su implementación 139 pacientes han sido tratados con trombólisis endovenosa en Hospital Clínico Magallanes

El pasado 12 de diciembre se cumplieron cinco años desde el primer procedimiento de trombólisis endovenosa . El primer paciente en recibirlo fue el magallánico Nibaldo Santana Vidal, quien tras la autorización de su familia, pudo ser sometido al tratamiento que tiene por objetivo abrir la arteria que esta ocluida durante un infarto cerebral y así disminuir los riesgos de discapacidad.

Nibaldo Santana Vidal, 55 años,  nunca olvidará el 12 de diciembre del año 2013. Ese día, como era lo habitual, estaba en el aeropuerto de Punta Arenas trabajando como chofer cuando según recuerda,  comenzó a hablar cosas sin coherencia. De inmediato, sus compañeros de trabajo notaron que algo no andaba bien y llamaron el servicio de urgencia que lo trasladó al Hospital Clínico Magallanes (HCM).

En ese momento y gracias a la oportuna derivación al centro asistencial, se pudo constatar que lo que padecía era un ACV, por lo que debía  ser sometido al procedimiento de trombólisis endovenosa, tratamiento que ha demostrado disminuir el riesgo de discapacidad después de un ACV pero que, hasta ese entonces, no había sido aplicado en la región.  “Fue el primer procedimiento que se hizo en la región; el paciente ingresó grave, tenía tapada una arteria grande y afortunadamente como consultó rápido pudimos atenderlo, teniendo a posteriori una muy buena evolución a pesar de haber llegado con una hemiplegia izquierda y  pérdida completa del campo visual. Desde el punto de vista neurológico quedó impecable, sin ninguna secuela”, señaló el Dr. Javier Gaete, Neurólogo Adulto HCM, especialista que realizó la trombílisis endovenosa y hasta ahora, el médico que controla cada seis meses a Santana Vidal.

El ACV afecta a 1 de cada 6 personas, mayoritariamente adultas y es la 2º causa de muerte en Chile, después de las enfermedades cardíacas y la primera causa de invalidez en personas adultas mayores de 65 años. En HCM corresponde a la principal causa de hospitalización y de egresos hospitalarios de causa neurológica.

El ACV puede ser isquémico 80% (cuando una arteria se ocluye) o hemorrágico 20% (cuando una arteria se rompe). Es por eso que es importante poder conocer los síntomas de un ACV para recurrir de inmediato al servicio de urgencia. Las primeras cuatro horas son cruciales para recibir un tratamiento oportuno.

Se ha calculado que en caso de un infarto cerebral por cada minuto que pasa sin recibir una atención adecuada se pueden perder hasta 2 millones de neuronas por minuto, lo que implica mayor riesgo de agravar la evolución y de un mal desenlace (muerte o secuelas invalidantes).

El Hospital Clínico de Magallanes desde el mes de noviembre del año 2013 cuenta con un sistema de atención para personas que tengan sospecha de estar padeciendo un ACV y sean candidatos potenciales a trombolisis, que funciona las 24 horas del día y los 7 días de la semana.

Este sistema se denomina Clave ACV y se activa ante la presencia de brusca parálisis de la cara, pérdida de fuerza del brazo y/o alteración brusca del habla o del lenguaje y menos de 4 horas y media desde el inicio de los síntomas.

Hasta la fecha este plan ha atendido a 525 magallánicos con sospecha de un ACV y se han realizado 139 procedimientos de trombolisis endovenosa, siendo una de las tasas de pacientes tratados  más altas a nivel nacional con 27 pacientes al año.

“Hoy, después de cinco años de mi accidente uno le toma más importancia a la vida y lo mal que le hace a su cuerpo, yo era un fumador, sedentario y abusaba del alcohol. Me siento orgulloso de haber sido el primero en recibir trombólisis, agradezco al Dr. Gaete y todo su equipo  por la rápida intervención y porque gracias a ellos hoy estoy con vida”, agregó Nibaldo Santana.

 

¿Cuáles son los síntomas de un ACV?

  • Pérdida de fuerza repentina de la cara, brazo y/o pierna de un lado del cuerpo.
  • Trastorno repentino de la sensibilidad, sensación de “hormigueo” de la cara, brazo y/o pierna de un lado del cuerpo.
  • Pérdida súbita de visión parcial o total en uno o ambos ojos.
  • Alteración repentina del habla, dificultad para expresarse y ser entendido por quien nos escucha.
  • Dolor de cabeza súbito de intensidad inhabitual y sin causa aparente.
  • Sensación de vértigo o desequilibrio si se acompaña de cualquier síntoma anterior.

 

¿Cuáles son los factores de riesgo más importantes para sufrir un ACV?

  • Hipertensión arterial. Es el factor de riesgo más importante, común para cualquier tipo de ACV.
  • Diabetes Mellitus.
  • Colesterol alto.
  • Consumo de cigarrillos.
  • Obesidad.
  • Sedentarismo.
  • Consumo excesivo de alcohol.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here