Simposio abordó falta de vitamina D en Chile

0
3178
Simposio abordó falta de vitamina D en Chile y en Magallanes
  • Simposio abordó falta de vitamina D en Chile y en Magallanes
  • Actividad fue organizada por el Laboratorio de Inmunología y Alergias de la Universidad Católica, con apoyo del Servicio de Salud, SEREMI, UMAG e INACH.

Con una gran asistencia de público se desarrolló en Punta Arenas el 2° Simposio de Vitamina D en la Patagonia “Impacto sobre la salud de los chilenos y mirada al futuro”,

organizado por el Laboratorio de Inmunología y Alergia Traslacional de la Pontificia Universidad Católica de Chile, con el apoyo del Servicio de Salud de Magallanes, la SEREMI de Salud, INACH y la Universidad de Magallanes (UMAG).

La jornada, que contó con la presencia de reconocidos expertos nacionales e internacionales, tuvo como finalidad relevar la temática a nivel local y generar una instancia de difusión a los profesionales del área de salud y educación del ámbito público y privado, academia y comunidad.

El SEREMI de Salud, Oscar Vargas, al inaugurar la jornada, manifestó que “este seminario tiene como objetivo, en parte sensibilizar, y también empezar a tomar cartas en el asunto en un problema que en esta región es bastante grave que es la deficiencia de vitamina D. En Chile existe deficiencia de esta vitamina, pero en Magallanes esta es severa. La vitamina D es una hormona que el organismo utiliza para múltiples cosas, por lo que esta deficiencia puede estar asociada a algunos problemas de salud que los magallánicos presentamos y que se presentan en tasas más altas que en el resto del país. Lo que se ha hecho con la comunidad médica y otros organismos, no sólo es estudiar, que ya hay algunos estudios, sino también empezar a trabajar el tema y como Ministerio hemos logrado destacar que hay un problema que tiene que ser mirado desde una perspectiva local”.

Simposio abordó falta de vitamina D en Chile y en Magallanes

La Jefa del Departamento de Nutrición y Alimentos del Ministerio de Salud de Chile, Dra. Lorena Rodriguez, explicó que “de acuerdo a la información que se disponía era altamente posible que nuestro país tuviera déficit de vitamina D en algún grado. Esto tiene que ver por un lado por nuestra dieta, porque comemos poco pescado y alimentos que sean ricos en vitamina D; porque somos sedentarios, y por lo tanto estamos poco al aire libre, y porque hay alguna zonas especiales en nuestro país que tienen poca exposición al sol. Evidentemente que las zonas que tienen menos días de sol en el año son zonas más expuestas, por lo que tanto Aysén y Magallanes son regiones que tienen alta relevancia en este tema”.

Agregó que “tenemos mucho que aprender de países que al igual que nuestra zona más austral, son países de baja radiación solar. Creo que vamos a tener que mirar esas experiencias para buscar una estrategia a nivel nacional que se pueda sumar a una de nivel local, ya sea a través de alimentos que ya son ricos en vitamina D, y eventualmente, tenemos que evaluar la necesidad de fortificar un alimento, es decir de adicionarle esta vitamina, un alimento que toda la gente acepte, de un costo razonable, permitiéndole al organismo encontrar esta vitamina por otro mecanismo y no sólo por la exposición al sol”.

Uno de los principales científicos que ha investigado sobre la Vitamina D y su impacto en la salud humana, es el Dr. Arturo Borzutzky, quien dirige el Laboratorio de Inmunología y Alergia Traslacional de la Pontificia Universidad Católica de Chile. El connotado científico explicó que Chile es un país único en el mundo por la gran longitud que tiene y eso genera una variación de latitud y de radiación solar que hace que tengamos una población con una exposición variable al riesgo de deficiencia de Vitamina D. Explicó que de acuerdo a los datos proporcionados por el Minsal de la Encuesta Nacional de Salud 2016-2017 deja en evidencia que este es un problema de todo el país.

Según datos de la última Encuesta Nacional de Salud, el 13% de la población entre mujeres embarazadas y adultos mayores presentan falta de Vitamina D en el país.

“En todo Chile hay personas con deficiencia de Vitamina D, pero la solución, el cómo focalizar las políticas públicas en zonas de mayor riesgo de deficiencias como son las regiones de Aysén y Magallanes es una pregunta que es muy única a nivel mundial. De hecho es una de las razones que concitó el interés de expertos de renombre mundial como los que hoy en día están en Punta Arenas acompañándonos en el Simposio, porque es una situación muy distinta a la de países escandinavos donde ya se han tomado medidas de salud pública hace muchos años para enfrentar el problema. Yo creo que hoy en día se han reunido los datos suficientes para poder lograr una iniciativa que enfrente este problema”, puntualizó.

Consultado sobre qué medidas podrían aplicarse en Magallanes que ya hayan sido implementadas en otros países, señaló que hay hábitos de vida que se pueden adoptar desde ahora en la población de esta región, entre las cuales se encuentran aumentar la exposición solar en un nivel razonable. Esto es muy importante para la salud de los humanos, opinó. ”Si bien en Magallanes hay poco sol y un clima inhóspito que no permite que uno este afuera tomando sol todo el tiempo, es algo que se puede mejorar, a su vez, se puede aumentar la ingesta de alimentos ricos en vitamina D, sobre todo productos marinos, y por otro lado, disminuir las fuentes de alimentos que son más perjudiciales del punto de vista de obesidad y síndrome metabólico como las carnes, las grasas y otros alimentos ricos en carbohidratos. Una alimentación más sana, hábitos más saludables, mayor actividad física al aire libre debieran mejorar la situación. Ahora cambiar los hábitos de los chilenos no es una tarea fácil”, detalló.

Agregó el Dr. Borzutzky que la vitamina D es una vitamina que ejerce funciones biológicas en prácticamente todos los órganos y sistemas del cuerpo. De ese punto de vista lo que es más reconocido es el tema que si la persona tiene deficiencia severa de Vitamina D puede tener riesgo en la salud de los huesos, que en los niños se llama raquitismo, y en los adultos produce fragilidad de los huesos y mayor riesgo de fracturas.

Sin embargo, acotó, la literatura y la investigación científica en Chile y otros a nivel internacional, muestran asociaciones de Vitamina D con muchos problemas de la salud del estilo de vida moderno, mayores problemas metabólicos, obesidad, mayores riesgos de algunos cánceres, enfermedades autoinmunes, patologías como infecciones crónicas, alergias, que todavía se están estudiando cuál es el rol de la Vitamina D en estas enfermedades.

El Simposio contó con la presencia de destacados conferencistas Internacionales: Carlos A. Camargo Jr., MD DrPH de la Escuela de Medicina de Harvard, Kevin D. Cashman, BSc, PhD, RPHNutr, profesor de la University College Cork. Entre los Conferencistas nacionales estuvo el Dr. Arturo Borzutzky, MD Profesor Asociado del Departamento de Enfermedades Infecciosas e Inmunología Pediátrica de la Escuela de Medicina de la  Pontificia Universidad Católica de Chile, Lorena Rodríguez, MD, Jefa Departamento de Nutrición y Alimentos del Ministerio de Salud de Chile, entre otros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here