Ley SANNA: ¿En qué consiste el permiso laboral para cuidar a hijos enfermos graves?

0
5656

El Seguro para el Acompañamiento de Niños y Niñas (SANNA), afectados por una condición grave de salud o que padezcan patologías de alta complejidad, entró en vigencia este 1° de febrero de 2018.

A partir de este mes, los padres trabajadores tienen el derecho de poder acompañar a sus hijos menores de 18 años, afectados por enfermedades catastróficas o una condición grave de salud y de alto riesgo vital. Se estima que este nuevo beneficio contribuya a más de 4.000 niños y sus familias.
El Seguro para el Acompañamiento de Niños y Niñas (SANNA) permite el uso de una licencia médica de 90, 60 o 45 días según el caso. Durante este período, los padres recibirán una prestación económica que reemplaza, total o parcialmente, su remuneración, y que será financiada por este Seguro para facilitar el cuidado del menor, sin temor a perder su fuente laboral o ingresos.
También son beneficiarios del Seguro los trabajadores temporales cesantes, o quienes tengan a su cargo el cuidado personal de dicho niño, otorgado por resolución judicial.
La cobertura se ampliará de manera gradual, partiendo por el cáncer y sus cuidados paliativos. Paulatinamente se incorporarán trasplantes, patologías en estado terminal, accidente grave con riesgo de muerte o secuela funcional severa y permanente.
  • 1° de febrero de 2018: Se otorga la cobertura para cáncer y sus cuidados paliativos
  • 1° de julio de 2018: Se otorga la cobertura para cuidados de trasplante de órgano sólido y de progenitores hematopoyéticos.
  • 1° de enero de 2020: Se otorga cobertura para fase o estado terminal.
  • 1° de diciembre de 2020: Se otorga cobertura de accidentes graves.

 

¿Cómo funciona la Ley Sanna?

Los padres que deban solicitar este Seguro tendrán que presentar el certificado del médico tratante que acredite la condición del menor, un contrato de trabajo vigente o en el caso de ser trabajadores independientes, haber estado afiliado al sistema en los últimos 24 meses, y tener mínimo ocho cotizaciones.
Para los trabajadores dependientes, la licencia médica será presentada por el trabajador a su empleador, siendo acompañada con los antecedentes clínicos respectivos. El empleador remitirá la licencia médica y los demás antecedentes a la Comisión de Medicina Preventiva e Invalidez (Compin). En tanto, para los trabajadores independientes, la documentación será recibida en forma directa la Compin correspondiente a su domicilio.

.

¿En qué consiste la Ley SANNA?

El proyecto busca regular la cobertura, los requisitos de acceso y las prestaciones de un seguro solidario, que será financiado por el Estado, a través de un fondo solidario creado en abril de 2017.

Con esto, los padres y madres que trabajen, podrán tener una licencia médica para acompañar y cuidar a sus hijos menores que se encuentren con una condición grave de salud definida en la ley.

¿Qué se entiende por condición grave de salud?

La ley SANNA contempla la entrega de licencia a los padres de menores afectados por las siguientes situaciones.

  • Cáncer
  • Trasplante de órgano sólido
  • Desahucio o estado terminal
  • Accidente grave con riesgo de muerte o secuela funcional severa y permanente

El gobierno enfatiza que un niño frente a este tipo de condiciones “no solo cuente con la atención médica necesaria, sino también con el cuidado, atención y acompañamiento de sus padres durante el periodo más crítico del tratamiento”.

“El acompañamiento por parte de los padres ayuda al restablecimiento de la salud de los niños y niñas, disminuye los tiempos y costos de internación de los tratamientos médicos, atenúa los efectos de la situación traumática que enfrentan los padres, disminuye la tensión que genera a condición de salud que afecta al hijo”, explican desde el gobierno.

¿A cuánta gente beneficiará?

De acuerdo al Ministerio de Desarrollo Social, son 3 millones los padres y madres que trabajan y que tienen al menos un hijo menor de 18 años; y se estima que existen 4 mil niños afectados por algunas de las contingencias graves de salud (en régimen): 900 cáncer; 70 trasplante; 400 desahucio y cuidados paliativos de cáncer; y 2.600 accidente grave.

Los causantes del beneficio son los niños y niñas (hijos e hijas) mayores de 1 año y menores de 15 o 18 años de edad –según el caso- afectados por una condición grave de salud debidamente calificada.

¿Cómo se financiará?

En abril de 2017 se aprobó la ley N° 21.010, que crea el fondo con que se financiarán los permisos y subsidios para las madres y padres trabajadores.

Este fondo se integrará con una cotización mensual con cargo del empleador o del trabajador independiente, según corresponde, cuyo monto en régimen será de un 0,03% de las remuneraciones imponibles.

Esta cotización se implementará gradualmente, en la misma proporción en que se va extinguiendo la cotización extraordinaria del Fondo de Contingencia de las Mutualidades, hasta alcanzar la cotización de régimen, en enero de 2020. En régimen, los ingresos del fondo alcanzarán a un monto anual superior a los 13 mil millones de pesos.

El sistema de financiamiento del seguro permitirá incrementar en forma sostenible la cobertura de las condiciones graves de salud que afectan a los niños y niñas, partiendo por el cáncer, continuando con los trasplantes, los desahucios y finalmente, incorporando los accidentes que impliquen riesgo de muerte o generen una secuela funcional grave de carácter permanente para los niños y niñas.

En la práctica, explicó la Presidenta, esto funcionará como una licencia médica, permitiendo que los trabajadores reciban una prestación económica que reemplaza total o parcialmente su remuneración, por un tiempo determinado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here