Día Mundial de la Escucha: el impacto del ruido en la salud auditiva

0
1562
Día Mundial de la Escucha

 

 

Cada 18 de julio se celebra el Día Mundial de la Escucha o World Listening Day, para reflexionar acerca de cómo los sonidos afectan nuestra vida cotidiana, así como la búsqueda de posibles soluciones a los problemas que generan.

Según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su Informe mundial 2021 sobre la audición, alrededor del 80% de las personas que habitan las grandes ciudades están expuestas a un impacto acústico superior al recomendado.

Sobre esta misma línea, la OMS revela que el 50% de las personas entre 12 y 35 años corren el riesgo de sufrir alguna pérdida de la audición debido a la exposición a niveles inseguros de sonido en entornos recreativos.

La pérdida auditiva es mucho más común de lo que se podría pensar. De hecho, según datos del Ministerio de Salud, en Chile, 1.160.126 personas padecen hipoacusia, nombre técnico para la disminución de audición, generalmente es lenta y progresiva, pero que puede comenzar en cualquier etapa del ciclo vital.

Esta cifra debería al menos alarmarnos, ya que la exposición prolongada o habitual a ciertos sonidos puede causar un daño gradual o permanente de la audición.

La afectación puede generarse a partir del ruido que hay en el lugar de trabajo como fábricas o construcciones, pero también en el entorno cotidiano del hogar. Para graficarlo de manera simple, la exposición a una intensidad sonora superior a los 80 decibelios, que equivale por ejemplo al ruido de una aspiradora funcionando, un concierto o a maquinaria de una fábrica trabajando, durante períodos superiores a 40 horas a la semana, puede provocar pérdida de la audición.

Mientras mayor sea la exposición, mayor será el efecto. De ahí la importancia de concientizar a la ciudadanía sobre el impacto nocivo del ruido en nuestra salud, algo que hoy solemos normalizar como sociedad, además de promover acciones responsables que contribuyan a crear ambientes sonoros saludables para las personas, como por ejemplo, el uso de protección auditiva en un entorno ruidoso, tanto en el trabajo como en lugares de ocio, visitar a un especialista cuando se presenten molestias en los oídos y someterse al menos una vez al año a pruebas auditivas preventivas, sobre todo si se tiene antecedentes familiares de pérdida auditiva.

Esta fecha especial, anima a las personas a tomarse un tiempo para sentir los sonidos y emociones de la naturaleza. Para ello, es esencial cuidar la salud de nuestra audición y tomar medidas para frenar o prevenir la pérdida auditiva y para seguir re encantándonos con la belleza de la escucha.

Luciano García
Fonoaudiólogo de GAES Chile

 
Google News Portal Red Salud
Síguenos en Google Noticias

Equipo Prensa Portal Red Salud

   

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here