Bobinas de estimulación magnética será usados en Chile para mejorar la efectividad de las terapias de los niños con TEA

0
703
Bobinas de estimulación magnética será usados en Chile para mejorar la efectividad de las terapias de los niños con TEA

 

La tecnología rTMS es un método insipiente en nuestro país pero validada por años a nivel internacional que está basado en la aplicación externa de corrientes magnéticas sobre el cráneo, que permiten el tratamiento de diversas enfermedades psiquiátricas y neurológicas. En el caso del autismo, esta innovación tecnológica provoca mejoras en la conducta social y disminuye los comportamientos obsesivos y repetitivos de quienes lo padecen, en un plazo inferior a los seis meses.

 

Con el objetivo de facilitar el acceso y el desarrollo de procedimientos no invasivos que ayuden a tratar la sintomatologías de los más de 18 mil 700 niños y adolescentes en Chile que están diagnosticados con el trastorno de especto autista (TEA), se iniciaron formalmente en nuestro país los primeros tratamientos clínicos con bobinas de estimulación magnética transcraneal repetitiva (rTMS) en quienes padecen de esta afección neurológica y que podrá ser usada por niños mayores de 3 años.

Las terapias con rTMS serán ejecutadas en Chile por Clínica NovaVita – centro especializado en tratamientos de salud mental – y se basan en una tecnología de vanguardia que suministra pulsos magnéticos que producen una estimulación localizada y repetitiva de los circuitos cerebrales involucrados con el estado de ánimo del ser humano. A través de estas bobinas no invasivas se inducen pequeñas cargas electromagnéticas que fluyen y activan o estimulan las neuronas en estas áreas, lo que permite a los niños y adolescentes con autismo disminuir los comportamiento obsesivos o conductas repetitivas, como así también mejorar su conducta social en un periodo inferior a los seis meses.

Según explicó Carla Parada, jefa clínica de NovaVita, “internacionalmente se ha comprobado que la electroestimulación magnética transcraneal es capaz de aumentar la plasticidad neuronal, permitiendo que diversos grupos neuronales respondan funcional y neurológicamente para suplir las deficiencias de un área cerebral comprometida. En el caso de niños con autismo, con esta tecnología se ha observado una mejora en la actividad cerebral y ha provocado cambios en sus comportamientos, como son las conductas repetitivas y la hipersensibilidad a estímulos sensoriales. También hay algunos ensayos que han mostrado mejorías en las funciones ejecutivas”.

La jefa clínica de NovaVita agregó que “el uso de esta tecnología es indolora para los niños, no tiene efectos secundarios y logra disminuir la dependencia de fármacos. Si los tratamientos con rTMS se realizan desde temprana edad en niños con autismo mejor será el desarrollo de sus habilidades cognitivas, de comunicación y socialización. Lo positivo es que esta tecnología también se puede utilizar para tratar diversas patologías que afectan a este grupo etario, como la depresión, el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), trastorno obsesivo-compulsivo (TOC), trastornos de conducta y trastorno de los tics”.

Según explicaron desde la Clínica NovaVita, la estimulación magnética transcraneal repetitiva tiene la capacidad de despertar o disminuir las redes de células cerebrales. Esto se puede hacer alterando la intensidad de los pulsos magnéticos de baja a alta frecuencia. Mientras que la estimulación de baja frecuencia ayuda a calmar la actividad cerebral, la estimulación de alta frecuencia ayuda a reactivar las regiones del cerebro.

El tratamiento con la técnica rTMS que adaptará la Clínica NovaVita para niños con TEA incluye la ejecución de 20 a 30 sesiones diarias, con una duración de 30 a 45 minutos cada una, y que estarán adaptados según sean las manifestaciones clínicas que tenga cada paciente. Para la correcta aplicación de estas terapias se trabajará con un equipo médico multidisciplinario que estará integrado por psiquiatras, médicos especialistas en neuroestimulación, neuropsicólogos, psicoterapéuticos, psicólogos, nutricionistas, entre otros, que velarán por la correcta aplicación del tratamiento y el monitoreo del progreso que tenga el paciente.

Adicionalmente, desde la Clínica NovaVita aseguraron que esta terapia en niños con trastornos de espectro autista también están incorporados activamente a los padres, a quienes se les permite participar en cada una de las sesiones que involucra a su hijo y se les hace partícipe del seguimiento y de los avances del tratamiento de salud mental que se les está practicando. Además, reciben el apoyo del equipo médico y psicoterapéutico como una forma de acompañar al entorno familiar en este proceso.

 

 
Google News Portal Red Salud
Síguenos en Google Noticias

Equipo Prensa Portal Red Salud

   

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here