La interoperabilidad de la historia clínica: Una oportunidad para repensar el sistema de salud

0
445
La interoperabilidad de la historia clínica: Una oportunidad para repensar el sistema de salud

 

 

Por: Andrés Segovia, Business Development Manager de InterSystems Chile

Recientemente la Comisión de Salud de la Cámara Alta inició el análisis del Proyecto de Ley que busca simplificar los derechos de los pacientes, con el objetivo de facilitar el acceso a la información clínica de ellos en cualquier centro de salud del país, público o privado, siempre en el contexto de una atención de salud. Según señala el proyecto también “se quiere establecer estándares uniformes de interoperabilidad para las fichas clínicas considerando los emitidos por organismos internacionales; reforzar la protección de datos personales y seguridad de la información; y determinar expresamente una sanción frente a la negativa o retardo injustificado en la entrega de los antecedentes”.

En relación a este proyecto, considero importante complementar que para el sector salud, es decir, prestadores, seguros, profesionales, pacientes y sus familias es una muy buena señal avanzar hacia la interoperabilidad de los datos clínicos de las personas, tal como lo han hecho otros sistemas de salud a nivel mundial, principalmente en países desarrollados.

Desde el punto de vista de los efectos de impulsar una política de estas características, la interoperabilidad de los datos clínicos tiene algunos impactos en la atención de salud que vale la pena mencionar. 

El primer punto tiene que ver con los aspectos transaccionales, es decir, la interoperabilidad permite dentro del mismo proceso diagnóstico, disminuir el tiempo entre la primera consulta y el inicio del tratamiento. Este proceso puede llevarse a cabo en diversos centros de salud, evitando así por ejemplo, la duplicidad en pruebas diagnósticas y procedimientos, ya que al interoperar los distintos centros de salud, la información clínica del paciente puede ser reutilizada en cada etapa del proceso, tales como resultados de exámenes y procedimientos, mediciones de signos vitales o informes de urgencia, entre otros, independiente de si esos datos fueron registrados en diferentes centros de salud. 

Por otro lado, el segundo elemento de impacto que trae consigo la implementación de una política de interoperabilidad de historia clínica es lo relacionado con la seguridad clínica, dado que permite definir no sólo los estándares de intercambio de información, sino que además se establecen los mecanismos y eventos en los cuales se puede acceder a la historia clínica del paciente. Actualmente las historias clínicas no interoperan y su manipulación no tiene trazabilidad, por lo tanto, en muchos casos no se puede establecer quién y cuándo accedió o cuál fue el canal por donde se compartió un dato proveniente de una historia clínica.

En este sentido, considerar aspectos como la seguridad clínica nos permite instaurar mecanismos de trazabilidad de acceso, debido a que podemos saber quién y en qué momento accedió a la historia clínica de una persona. Esto también, mejora la calidad de la información, dado que la información registrada deja de ser privada y puede ser leída por otros profesionales en el sistema de salud, situación que obliga a las personas que registran a preocuparse de que otro profesional pueda entender la información contenida en la historia clínica y finalmente permite disminuir el riesgo clínico al disponer de más y mejor información. De esta manera, los profesionales de la salud pueden decidir de mejor forma el tipo de tratamiento a seguir, considerando información como alergias, enfermedades previas, cirugías y factores de riesgo, lo que permite disminuir los riesgos asociados a la práctica clínica.

Adicionalmente, la interoperabilidad de la historia clínica posibilita una mejor distribución de los pacientes en la red, permitiendo así una implementación eficiente de procesos de derivación y contra derivación, porque la información viaja con el paciente. Esto es especialmente relevante para la disminución de las listas de espera, dado que se requiere con urgencia descongestionar aquellos establecimientos de salud de mayor complejidad.

Considerando lo expuesto, sin duda el Proyecto de Ley es un avance muy anhelado por el sistema de salud y es una tremenda oportunidad, cuyo principal desafío estará en su implementación, ya que no basta con normar la interoperabilidad de los datos clínicos y los estándares de intercambio de información. En paralelo es necesario seguir impulsando la adopción e implementación de sistemas de información de salud en los establecimientos prestadores, con el fin de que la información registrada en la atención de salud esté disponible para el resto de prestadores en caso de ser necesario.

 

 

 
Google News Portal Red Salud
Síguenos en Google Noticias

Equipo Prensa Portal Red Salud

   

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here