Dolor crónico en niños: un problema invisible y al alza en Latinoamérica

0
395
Dolor crónico en niños un problema invisible y al alza en Latinoamérica

 

  • El dolor crónico es una enfermedad que, según estudios, afecta a alrededor del 30% de la población entre 8 y 16 años.[1]
  • Recientemente, se firmó la Declaración de Lima, en la que la Federación Latinoamericana de Asociaciones para el Estudio del Dolor (Fedelat), junto a otras asociaciones internacionales se comprometieron a visibilizar el impacto del dolor crónico en niños y promover la investigación en torno a esta patología.

Santiago, diciembre de 2022. El dolor crónico es una experiencia personal y subjetiva, comúnmente invisible para quien no la padece.[2] Esto se acentúa, particularmente, en el caso de niños y adolescentes, quienes suelen ser más incomprendidos y peor tratados que los adultos, según el Dr. Jordi Miró, director de la Cátedra de Dolor Infantil de la Universitat Rovira i Virgili (URV) – Fundación Grünenthal:

Pese a que el dolor crónico infanto-juvenil afecta a alrededor del 30% de la población de 8 a 16 años,1 la sociedad tiende a creer que ellos no experimentan dolor o que su impacto es menor que en los adultos, llevándonos a desestimar su sentir. Esto puede influir en su cronificación, y dificultad de tratar”, comenta el especialista.

Sobre la situación en el país, la doctora Viviana Portilla, coordinadora de la Unidad de Alivio del Dolor Infantil del Hospital Roberto del Río señaló que “en Chile no existe data actualizada sobre cuántos niños y adolescentes se ven afectados, pero considerando que en el mundo el 30% padece de esta patología, en nuestro país debiese ser entre 1 millón o 1 millón doscientos que se ve afectado por dolor crónico no oncológico”[3].

Con relación a los desafíos en los que aún hace falta avanzar, la doctora destacó la necesidad de ampliar el espectro de fármacos que existen en pediatría hoy en día, pero afirma que aún falta desarrollar versiones pediátricas “en nuestra farmacia muchas veces tienen que pulverizar comprimidos y darnos de a gramos, porque no está la versión pediátrica. Tenemos un marco muy restringido, mientras que en otros países hay presentaciones para los niños, esperamos que con el tiempo podamos ampliar esa variedad aquí también3.

Sumado a lo anterior, la especialista destacó que debe ser prioritario el dar visibilidad al dolor crónico infantil ante la opinión pública. “En Chile estamos recién partiendo, establecimos una primera unidad pediátrica de dolor no oncológico y necesitamos más unidades en el país para poder crear conocimiento colectivo respecto a este tema y poder crecer en conjunto3.

Esto va en la línea con la realidad latinoamericana. Así lo señala el Dr. Jordi Miró: “La prevalencia del dolor crónico infanto-juvenil está aumentando y no es un problema exclusivo de un país o un continente. La falta de investigación e insuficiente formación médica, son dos de los principales factores que interfieren en el tratamiento de esta población”.

Ante esta situación, y la necesidad de colocar el tema en el centro del debate, Fedelat, en representación de las 20 asociaciones que la conforman; la Sociedad Española del Dolor (SED); la Asociación Portuguesa para el Estudio del Dolor (APED); y el Consejo para el Dolor Infantil de la Asociación Internacional para el Estudio del Dolor (IASP) firmaron la Declaración de Lima sobre el Dolor Infantil, en la que se comprometen a visibilizar la enfermedad, promover su estudio, mejorar la formación especializada y desarrollar tratamientos específicos para contribuir a disminuir las barreras que hoy enfrentan los pacientes.

La Declaración de Lima nos permite llamar la atención de todos los actores de la región iberoamericana para tomar al dolor infanto-juvenil como un problema relevante. Esperamos que esta sea una herramienta que impulse acciones en favor del bienestar de los niños, y que su sentir y sufrimiento deje de ser invisibilizado”, señala el Dr. Miró.

Este documento, firmado en el marco del XIV Congreso Latinoamericano de Dolor, establece un decálogo de principios a tomar en cuenta en torno al dolor infanto-juvenil, entre los que se destaca el derecho a acceder a un tratamiento, la necesidad de un manejo interdisciplinar de la enfermedad y el requerimiento de políticas públicas que permitan la asignación de recursos para mejorar la formación, la atención, la investigación y la sensibilización en torno a esta enfermedad.

Conoce más sobre el dolor crónico y cómo afecta a niños y adolescentes en https://www.aliviareldolor.cl/hablemos-del-dolor-cronico-infantil/.

 
Google News Portal Red Salud
Síguenos en Google Noticias

Equipo Prensa Portal Red Salud

   

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here