Día Mundial del Sueño: ¿Qué tan bien dormimos los chilenos? Acá TIPS

0
431

Más de la mitad de la población chilena sufre de algún trastorno relacionado con el dormir. Una neuróloga entrega aquí consejos para conseguir un sueño reparador.

SANTIAGO.- El sueño impacta en todo lo que hacemos y la recomendación para un adulto es dormir 8 horas. Sin embargo, los chilenos se caracterizan por ser los que peor duermen en una región que tampoco cumple las expectativas en torno al descanso diario recomendado. Para esto, y en el marco del Día mundial del sueño, expertos entregan consejos para terminar con las molestias generadas por no descansar bien y cómo evitar que afecte el cambio de horario en nuestro día a día.
Según la Encuesta Nacional de Salud realizada por el Minsal durante 2009 y 2010, un 63,2% de la población asegura tener algún trastorno de entre los que se incluyen ronquidos, insomnio y apnea obstructiva.
A su vez, la American Sleep Academy realizó el año 2008 una encuesta en cuatro capitales latinoamericanas (Caracas, Ciudad de México, Montevideo y Santiago) revelando que los chilenos somos pioneros en consumo de sedantes para dormir -un 23% de los santiaguinos reconoció su uso a diferencia de los mexicanos con solo un 5%-.
Los problemas de sueño y no descansar lo suficiente desencadenan otras dificultades como aumentos de peso, disminución del rendimiento cognitivo, pérdida de memoria, desregulación del metabolismo y mayor riesgo de sufrir enfermedades crónicas, como la diabetes o hipertensión, entre otras.

La falta de sueño es un problema que -según expertos- va en alza. Entonces, ¿cómo puede solucionarse y evitar que se desencadenen complicaciones?
Minsal: «Un 63,2% de la población asegura tener algún trastorno de entre los que se incluyen ronquidos, insomnio y apnea obstructiva»

Entonces, ¿cómo puede solucionarse y evitar que se desencadenen complicaciones?
Prácticas del buen dormir
La neuróloga del Centro del Sueño de la Clínica Santa María, Catalina Torres, sostiene que el problema se produce mayormente por estrés y falta de ánimo.
«El estilo de vida acelerado de los chilenos se refleja en problemas como apnea, insomnio, ronquidos, y otros poco comunes como hipersomnia y el síndrome de las piernas inquietas», señaló la especialista.
El síndrome de piernas inquietas es un tipo de trastorno donde el aludido no puede relajarse y mueve sus extremidades durante la noche como un reflejo de sus preocupaciones. En otras palabras, es una respuesta nocturna a las inquietudes del día. En tanto, la apnea de sueño son pausas de respiración al dormir, un tipo de ahogo presentado por un 9% de las mujeres en Chile, pero que tiene distintos métodos de tratamiento.
El más rígido es usar una máquina llamada CPAP, que hace que el aire normal de la habitación ingrese a las vías respiratorias del paciente por medio de una máscara. A nivel global, más de 100 millones de personas sufren Apnea Obstructiva del Sueño y se estima que un 80% de los casos no han sido diagnosticados.
Las recomendaciones que entrega la neuróloga para mejorar la calidad del sueño son: mantener horarios estables a la hora de descansar, proporcionar un ambiente adecuado para dormir las 8 horas necesarias que se necesitan al día, apagar todo tipo de electrodomésticos, y dar tiempo a la relajación y estimulación del cuerpo.
«No se recomienda ir a fiestas por más de media hora y tampoco realizar una actividad física de alta resistencia. Se recomienda un ejercicio moderado de una media hora pero nunca antes de acostarse», agregó la especialista. Cambio de hora: ¿Cómo nos va a afectar? Recientemente se anunció el regreso del horario de invierno, debido a las mínimas ventajas que tuvo mantener la zona horaria durante todo el año. Al oscurecer más tarde, se pudo aprovechar de mejor manera el tiempo de ocio, pero levantarse sin luz natural afecta al organismo y sobre todo a los menores de edad.
«La luz natural activa los niveles de cortisol –hormona responsable de ayudar al metabolismo- y el hecho de que los escolares se levantaran de noche, generaba cambios en su estructura metabólica», sostuvo la doctora Torres.
«Mantener el horario de invierno era beneficioso para realizar actividades después del trabajo al estar mejor aprovechada la luz natural pero no es buena para el organismo. Volver al horario antiguo es beneficioso para la gente de Santiago, pero no de Magallanes», agregó la experta. El sol se pondrá a las 16:30 horas en ciudades como Punta Arenas afectando el reloj biológico de sus habitantes.
El Gobierno se negó a aceptar la solicitud de mantener dos husos horarios por las complicaciones logísticas que tendría en los vuelos y distintas formas de conectividad con la región. Setenta y siete países del mundo, entre ellos España y Alemania, cambian su hora en invierno, mientras que otros 161 no lo modifican.



Fuente : Emol

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here