INDURA refuerza apoyo de insumo oxígeno adoptando nuevos métodos de instalación

0
111
INDURA refuerza apoyo de insumo oxígeno adoptando nuevos métodos de instalación
   

INDURA refuerza apoyo de insumo oxígeno adoptando nuevos métodos de instalación

  • Fundaciones móviles, contenedores horizontales y bypass externos han sido fundamentales para agilizar la disposición del gas medicinal para los pacientes Covid-19.
  • Soluciones están en marcha en hospitales críticos para combatir la pandemia.
   

Según la Subsecretaría de Redes Asistenciales, el Ministerio de Salud (Minsal) recibirá próximamente 350 ventiladores mecánicos para reforzar el apoyo a hospitales y clínicas en la batalla contra el Covid-19,  donde hay cerca de 2 mil 850 de estos equipos en uso, la mayor cifra desde que inició la emergencia sanitaria. Pero no sólo estas máquinas son las imprescindibles para el tratamiento y recuperación de los contagiados por la enfermedad, puesto que otro elemento fundamental en medio de la contingencia es el suministro de oxígeno.

Ya en enero los proveedores de este gas medicinal prestaban atención al panorama internacional y para ver cómo adelantarse y tomar decisiones para estar mejor preparados a la llegada del virus a nuestro país. Es el caso de INDURA -compañía chilena perteneciente a la multinacional Air Products-, que buscando las vías para contar con los cilindros de oxígeno suficientes para cubrir la potencial demanda sanitaria, hizo gestiones con las autoridades para que de manera extraordinaria los cilindros dispuestos para sectores industriales pudiesen ser redestinados al sector hospitalario, manteniendo los protocolos de control de calidad aprobados por el Instituto de Salud Pública, además de una gran cantidad de cilindros medicinales adicionales inyectados para uso en esta pandemia.

Han pasado cuatro meses y además de todos los esfuerzos para mover cerca de 4 mil cilindros dentro de la red asistencial de Arica a Punta Arenas, especialmente, en hospitales críticos ubicados en el mapa de mayores contagios, la compañía ha tenido otros desafíos adicionales para una ágil entrega del vital insumo y en mayor cantidad: la búsqueda de nuevos métodos de instalación. Según detalla Víctor Varela, gerente de INDURA Médica, “hasta ahora hemos estado con una constante sobredemanda del insumo porque, por supuesto es crítico debido a la contingencia y, por lo mismo, asumimos que debíamos buscar nuevas formas para aumentar la capacidad en hospitales y clínicas de distintas regiones, guiados por las zonas de mayor contagio como también por donde suelen trasladarse pacientes desde la Región Metropolitana, ya que ahí es donde se consume más oxígeno, al igual que en los hospitales de campaña”.

Fue así como se logró dar con tres innovadoras formas de instalaciones para un suministro mucho más rápido de oxígeno: fundaciones móviles, contenedores horizontales y bypass externos. Esto, porque “para optimizar la entrega del vital gas se requiere principalmente contar con dos vías funcionando al 100%: la red centralizada y los cilindros a pie de cama, puesto que el ventilador se usa cuando el paciente está crítico. Teniendo todo esto en cuenta, sumado a que no todos los ventiladores tienen fuente propia de aire -el que se mezcla con el oxígeno- y requerirán una fuente externa desde las centrales para abastecer de forma óptima a cada paciente, decidimos construir e implementar estas soluciones”, argumenta el ejecutivo.

Cuenta que en Espacio Riesco, por ejemplo, “habilitamos los cilindros necesarios para todo el segundo nivel; es decir, 144 camas. En el Hospital Clínico de la Universidad de Chile, se ha requerido fortalecer las redes de oxígeno y la producción de aire centralizado, ya que desde la contingencia ha sido necesario abastecer diariamente con 120 cilindros de aire, lo cual es logísticamente muy complejo con aproximadamente dos camiones completos de suministro”. No obstante y por ser de los hospitales más grandes de la capital regional, precisa que la compañía instaló un sistema de aire “in situ” con respaldo de cilindros.

Para soportar la demanda de oxígeno en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de la Clínica Indisa, fue necesario instalar un estanque horizontal de refuerzo. “Se trata de estructuras tres veces más grandes, es decir, con una capacidad de 5 mil 400 galones, lo que evita cargar dos veces diarias el estanque, como se venía haciendo”, explica Varela, destacando que lo mismo se aplicó en el Hospital La Florida en Santiago y está en proceso de instalación en el Hospital de Melipilla. También en Puerto Montt se habilitó el tanque del antiguo hospital, donde se instalaron nuevas camas para recibir los pacientes afectados por el virus.

Otra forma de atender la emergencia en la red asistencial ha sido la disposición de fundaciones móviles junto a los estanques de oxígeno. “En los hospitales  Sótero del Río de Puente Alto, El Carmen de Maipú y CRS Cordillera dispusimos de este método a fines de marzo y hasta ahora ha resultado todo un éxito, desde que en ese mes apostamos por esta solución”, relata Varela, precisando que “detrás de esta propuesta hay un trabajo de entre 10 a 20 días, pues se parte con una excavación y luego con el revestimiento de hormigón para fabricar la fundación que pesa 30 toneladas, es transportable y sobre la cual se puede montar el tanque del gas medicinal, acorde a todas las normativas vigentes antisísmicas”. Lo positivo de esta alternativa es que, al ser móvil, cuando disminuye la demanda de oxígeno se podrá retirar de la misma manera y se le podrá dar utilidad en un futuro.

El gerente de INDURA Médica afirma que otra solución se ha dado exitosamente en el hospital Carlos van Buren de Valparaíso, donde “se han implementado cañerías paralelas, por fuera de los recintos, de manera de ampliar con un bypass la inyección del gas medicinal, lo que ha resultado muy favorable en este recinto”. Así, la compañía ha centrado su estrategia en potenciar estas nuevas vías para atender la necesidad del suministro crítico ya que, “a diario llevamos a cabo la revisión de niveles de oxígeno en unos 50 estanques”, justifica.

Devolución oportuna de cilindros

Por otra parte, para los cilindros que INDURA ha inyectado al sistema, la compañía dispuso de camiones especiales para agilizar aún más la devolución de cilindros. “En medio de toda la crisis sanitaria y con el fin de satisfacer la demanda de los centros de salud, es esencial el retorno de los cilindros entregados para su carga y reposición”, argumenta Varela.

Sostiene que “en vez de arrumbar cilindros vacíos por no coordinar su devolución con el proveedor, hoy se pueden salvar vidas gracias a una gestión responsable de los mismos, por lo que hemos enfatizado en esta misión junto a los distintos directores de clínicas y hospitales, lo que también se extiende a los pequeños cilindros que van en ambulancias para atender a las personas en sus traslados”. Asimismo, “se creó un comité de emergencia para coordinar el llenado, despacho y retiro oportuno con las urgencias, lo que, en general, se traduce en dos a cuatro viajes diarios por centro hospitalario”, concluye el ejecutivo.

 

 

 


Equipo Prensa
Portal Red Salud

 

 

 

 

       

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here